Circos, psicópatas, plazas taurinas

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales. (Víctor Hugo, novelista y poeta.)

Del respeto a la vida hablé con ustedes ayer, sea la del individuo, la del insecto o la de la flor. Mencioné la conducta de los hombres de ideales, tan pocos ellos, en contraste con la de los mediocres, una aplastante mayoría. ¿Distinguen ustedes a los tales por su modo de actuar ante los irracionales?  La conciencia social, por fortuna, comienza a asquearse de la tortura que se practica en el circo y en las corridas de toros. La nota optimista, o casi:

El Consejo Ciudadano, en coordinación con la Policía capitalina y la Procuraduría Ambiental de Ordenamiento Territorial, lanzó la primera Línea Ciudadana contra el Maltrato Animal que sirva a los dueños responsables para informarse, intercambiar experiencias, recibir asistencia profesional y denunciar cualquier agresión en contra de algún animal de compañía. Que se castigará maltrato animal con cárcel. Mis valedores: ¿no le notan ustedes un tufillo a catálogo de buenas intenciones, y no más?

Ama a los animales: Dios les ha dado los rudimentos del pensamiento y gozo sin problemas. No alteren su gozo, no los hostiguen, no los priven de su felicidad, no trabajen contra las intenciones de Dios. Hombre, no te vanaglories de tu superioridad ante los animales; ellos son sin pecado, y tú, con tu grandeza, corrompes la tierra con tu aparición en ella, y dejas el rastro de tu estupidez tras de ti. ¡Ah! Es la verdad de casi todos nosotros.- Fyodor Dostoyevsky, novelista.

Violencia contra los animales. “En un operativo sorpresa, inspectores de la Profepa rescataron del Haley Circus en la localidad yucateca de Dzidzantún un tigre de bengala, un león, un oso negro y tres monos arañas, todos con severas lesiones. El oso fue encontrado sin maxilar inferior, previamente extirpado, lo que lo imposibilita para comer alimento sólido”.

La no violencia contra el animal (T. Edison) conduce a la ética más alta, lo cual es la meta de toda evolución. Hasta que dejemos de lastimar otros seres vivos, seguiremos siendo salvajes.

Horroroso esto que acusa la nota de prensa: que circula en la red un par de videos donde se observa la tortura física que sufre un par de cachorros cuando les cortan las orejas. En el primer material se ve a un joven abrazar a un cachorro con las orejas recién cortadas. Lo muestra y presume a la cámara.

Ninguna verdad advierto más evidente que esta: las bestias están dotadas de razón y pensamiento como el hombre. Los argumentos son en este caso tan obvios, que nunca escapan al más estúpido e ignorante.  (D. Hume, filósofo.)

En el otro video se aprecia el momento preciso en que el sádico hace dos cortes al animalito a pesar de que éste se resiste. Las manos de quien perpetra la agresión se encuentran llenas de sangre. El joven dice vivir en Querétaro y estudiar en la universidad de dicha entidad. La Ley de Protección Animal del Edo. de Qro. se aprobó en diciembre del 2013, pero hasta la fecha no se ha publicado.

Los hombres que sin asomo de lástima  han practicado torturas en animales y lo cuentan sin pena, ¿cómo pueden sostener la cabeza en alto entre los humanos? (S. Jonson, escritor.)

¿Cómo pueden, y para ustedes qué representa la vida del animal? A propósito, el lunes publicaré el elogio que me merece el Rosco, minino que me ha concedido la merced de adoptarme como su mascota. (Vale.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *