3 pensamientos en “Programa Domingo 6 – 29 noviembre 2015

  1. Buen día,
    Tal vez no sea el medio para solicitar una asesoría, sin embargo es el lugar donde tengo la confianza de encontrar todavía personas humanas con una mejor perspectiva de los derechos humanos.
    Seré breve y conciso; resulta que el día 17 de abril de 2011 fuí arrollado por el metrobus en la terminal de Tacubaya, iba acompañado de mi esposa y mi hija, a ellas les ocasionó heridas secundarios, en cuanto a mi, se imaginaran después de que me golpea por la espalda y me arrolla por debajo, estando incapacitado por casi un año, después de acudir a la televisión, interponer una demanda y redactando oficios para ser escuchado para que se me hiciera justicia, no obtuve ni siquiera el reembolso de los gastos que realice para alternar la rehabilitación en el seguro social; resulta que después de las valoraciones medicas realizadas de acuerdo a lo indicado por el MP en la demanda; estoy bien y el medico me declara saludable, cuando realmente quede con los músculos rotos de la espalda y cada vez me esta afectando mas con el paso del tiempo, soy profesionista y me he esforzado en salir adelante con el apoyo de mi familia y de mi trabajo a pesar de las molestias que me dejo. Solo quiero saber como hacer para que alguien retome mi caso y me apoye para reclamar al Metrobus el daño que me causo, ya que llegará el momento en que las consecuencias del golpe me inhabiliten. De antemano agradezco su atención.

  2. Primero, un reconocimiento a la trayectoria del maestro Tomás. Lo escuchaba hace 37 años en “Palabras sin reposo” y en el otro programa que tenía cuyo nombre no recuerdo. Tengo un taller de lectura en el Espinal, Naolinco, Veracruz al que asisten jóvenes y me gustaría tener dos respuestas:
    1. ¿Cuáles serían los 3 libros más contundentes para entender la amenaza del clero sobre este país?
    2. Esto es un comentario y punto de plática respecto a un tema muy importante: Reconozco la necesidad de afirmar el gobierno y educación laicos pero también le invito a reflexionar en lo siguiente:
    Nuestra bandera no tiene al centro la representación de un desayuno rápido de culebra, es el símbolo de la visión chamánica, repetido en Quetzalcóatl y otros símbolos, que hace síntesis a partir de la visión holística del águila y la visión de tierra de la serpiente, que cuando se juntan abren las puertas a estados de conciencia que permiten ver lo que nuestros videntes mexicanos pueden ver, ejemplos máximos de ello: Pachita, Don Juan, María Sabina, etc., La cosmovisión indígena de elite mística tiene un tesoro invaluable para ser compartido con los que quieran abrir su mente a ello, pero que se trata de la visión más evolucionada con que se cuenta en este planeta. Revisar por ejemplo a J. Grinberg, con su libro “Pachita”, le da cuenta de aquello a lo que me refiero, y más crípticamente los libros de Castaneda, pero le hablo de ello porque, si bien soy principiante, puedo ver con claridad que despertar la faceta mágica de cada persona nos proyecta hacia un nivel contrario al enemigo histórico: el pensamiento materialista sajón que nos ha estado hundiendo en el consumismo y una visión violenta como único medio de solución de conflictos.

    Con esto alerto de que para potenciar las facultades de un ser humano y en principio para autoconconcerse, para saber los verdaderos alcances de la mente, la educación científica se queda demasiado corta respecto a la educación chamánica, que es nuestra herencia por ser mexicanos.

    Yo he practicado varias técnicas del método Silva desde el 2,000, de yoga Kundalini y otros ejercicios más avanzados aprendidos de gente de tradición chamánica local y no me explico, excepto por ver a la escuela como aparato de control, porqué no se están enseñando todas esas técnicas desde la primaria o kinder en éste país. Usted puede visualizar a una persona conocida o desconocida en cualquier lugar del planeta. Puede buscar y encontrar objetos perdidos con su mente. Usted y cualquiera que se adentre en ésto, puede indagar sobre causas emocionales de una enfermedad, puede autosanarse y sanar a otros, lo cual es opuesto a la medicina de control social ó alopatía. Usted puede sanar con imanes, con la mente y con otras yerbas.

    Entonces, cuando dice: “Los niños tienen derecho a una educación científica” está enarbolando la correcta bandera contra el clero católico, pero se está llevando entre las patas la herencia más valiosa que puede tener la humanidad: el chamanismo mexicano, que además, ese pensamiento mágico religioso en muchos de sus aspectos es repetible y constatable con un método, lo que sorprendería a A. Comte. pero donde sus manifestaciones individuales, irrepetibles, como podrian ser Pachita o Don Juan, o la experiencia individual de cada quien en su propio camino de autoconocimiento, es lo más valioso que puede alguien desear, por encima de cualquier riqueza material o doctorados universitarios, limitados otra vez por marcos teóricos absurdos cuando tratan con sujetos y no objetos.

    La magia que cada uno tenemos no necesita validarse por el limitado marco teórico científico, pues es una visión inmensamente más amplia e inabarcable por el positivismo, de lo que es un ser humano.

    Entonces la pregunta: ¿Cómo luchar contra el clero y su ambición y al mismo tiempo impulsar el profundo autoconocimiento que es nuestra herencia?

    Saludos
    Luis Jiménez I

  3. Hola, buen día Luis, tienes razon la Serpiente (no es culebra) no es el desayuno ligero para el Aguila.
    Los mexicanos somos descendientes de la Casta y Linaje del Aguila que tuvo su esplendor en la Atlantida y fue heredada a la cultura Olmeca, lo que esta en el centro de nuestra bandera: El Aguila esta dando luz y elevando a la Serpiente lo que traducido en palabras, es el despertar de la sabiduria interna que conducira al ser humano a estadios de conciencia que le permitan su alcanzar su evolucion.
    En la actualidad esa hereencia es transmitida por los guardianes de este conocimiento de boca a oido y consta tres apartados:
    1.- Yectanehua in Tlanequiliztli: (Santifica tu Voluntad) consta de nueve niveles de preparacion, en cada nivel se le entrega al iniciado una herramienta util.
    2.- Reprogramacion y Regeneracion Celular: es un tratado de 33 reglas, para en primer lugar desprogramar o desaprender la formacion religiosa y universitaria implantada para conducir al ser humano hacia la involucion.
    3.- Los numeros el alma del universo: es a traves de los numeros como te vas a conocer, vas a conocer a tus semejantes y ellos te van a conocer a ti, ahi vas a conocer cual es tu escencia, tu voluntad, tus herramientas dones o virtudes, las cargas que traes de vidas pásadas, tu mision en esta vida asi como tu valor social.
    De esta manera llegamos no al conocimiento sino a despertar tu sabiduria interna.

    Saludos

    Raúl Agüero Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *